DEL SUPUESTO PERIODISMO INDEPENDIENTE AL FRACASO POLÍTICO

De las decisiones más difíciles para un periodista con años de trayectoria, debe ser dejar la profesión y pasar a formar parte de un partido político.

En este período electoral, ha sido el caso de Gerardo Sotelo que, con años de trayectoria en los medios, sin demasiada trascendencia, decidió saltar al ejercicio de la política en el Partido Independiente.

Nadie está en condiciones de opinar sobre su decisión personal de hacerlo pero, cuando se entra en el terreno político partidario, las reglas pasan a ser otras.

El Partido Independiente, tampoco ha tenido un rol significativo en la política de Uruguay de los últimos años.  En los temas que importan a la ciudadanía, ha tomado por el camino del medio, el más fácil, sin jugarse ante los verdaderos problemas que los uruguayos tienen.

No tuvo capacidad, ni peso suficiente, para articular políticas. No tuvo una postura clara sobre problemas claves, como pueden ser la seguridad o la defensa del medio ambiente, solo por mencionar algunos.

Elogió, en varias oportunidades, al Gobierno del Frente Amplio, y cuando hubo que ser crítico, lo hizo con tibieza. Generó un espectáculo político lamentable, cuando intentó liderar una coalición que duró pocas horas.

Allí decidió estar Sotelo.

Su primer acto de masas, cuando aún era periodista, fue el pasado mes de enero, cuando fue invitado a hablar en la convocatoria central del movimiento Un solo Uruguay, en el Departamento de Durazno.

Bajo la atenta mirada de Pablo Mieres, su actual líder político, leyó una proclama que, se suponía, provenía de un periodista independiente. Pero no. Ya se gestaba la posibilidad de dar el paso a la política y, con gran oportunismo, sirvió como un entrenamiento de discurso ante un gran número de personas.

Allí, se ponía del lado de los organizadores y criticó el “blockout” que se le hacía a USU, como un acto de intolerancia y dijo que “el desprecio por las razones del otro, es un yuyo malo, difícil de exterminar”.

Pidió entonces, que quienes utilizaban las redes contra USU, lo hicieran con responsabilidad y respeto.

Ya jugado al terreno político, Sotelo no ha logrado que su presencia incidiera en la opinión que la gente tiene del Partido Independiente. Las encuestas muestran que sigue en su nivel de votación histórico, incluso con el riesgo de bajar aún más y perder la banca del Senado.

Nuevos partidos que han surgido, caso de Cabildo Abierto, lo superan largamente y esto tiene furioso a Sotelo y a los independientes

Lo que Sotelo pedía que, en democracia, debía manejarse la opinión del otro con tolerancia y respeto, termina ahora en agravios a través de todas las redes y en cuanta oportunidad tienen de hablar en público, contra Cabildo Abierto y sus integrantes.

En las actuales circunstancias, los independientes deberían aceptar lo que él mismo planteaba en enero. Pasar de la etapa del enfado, hacer el duelo y llegar a la aceptación del otro. Sotelo pensaba que, al no actuar de esa forma, se caía en la mediocridad. Quizá estos meses de ejercer la política, lo hizo cambiar de opinión.

Agregaba otro párrafo que puede aplicarse a su actual condición:, “no crean todo lo que dicen los periodistas” y “ tampoco todo lo que dicen los políticos”.

Y una frase que utilizó Gerardo Sotelo en ese discurso  y que, sugerimos, debería ser su frase de cabecera en la nueva etapa de político “el agravio para la defensa, es lo que usan los intolerantes, los ignorantes o los culpables”. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s