LOS NEGOCIOS CON VENEZUELA DEJAN EN EVIDENCIA AL FRENTE AMPLIO

Cuando la ex Pte.de Chile, Michelle Bachelet, presidía el Gobierno de su país, desde Uruguay y en especial en el Frente Amplio, los elogios estaban a la orden del día. Incluso el Pte.Tabaré Vázquez en su visita a Chile, le pidió a Bachelet sugerencias porque Uruguay iba a integrar el Consejo de Seguridad de ONU.

Pasó el tiempo y la ex Pte chilena es ahora Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Dentro de su misión, ha visitado y elaborado informes sobre Venezuela donde constata ejecuciones extrajudiciales y torturas. El régimen de Nicolás Maduro viola los DD:HH.

¿Qué pasó?. El Gobierno uruguayo y el Frente Amplio, ya no confían en Bachelet. 

Ya es otra persona. No sirve a los intereses del Frente Amplio.

Es que Venezuela es una piedra en el zapato para la coalición de Gobierno por los sucesivos negociados que han impulsado destacadas figuras políticas. Por eso, no pueden patear el clavo.

Desde la época del Comandante Hugo Chávez, mucho dinero se recibió y varios de los negocios fueron bastante oscuros, sospechados de corrupción. Empezando por la exportación de casas prefabricadas, que nunca se construyeron, impulsadas desde el PIT-CNT.

Y el desfile de aviones a Caracas transportaba a muchos dirigentes políticos de primer nivel. Desde el ex diputado Daniel Placeres, que viajó 85 veces, pasando por Raúl Sendic, el actual candidato Daniel Martinez, cuando era Pte.de Ancap, el ex Pte.José Mujica, empresarios vinculados al MPP y a la empresa Aire Fresco SA, especializada en hacer negocios con Venezuela, Urutransfor SA, Atlansur SA, empresas privadas que firmaron acuerdos en nombre del Estado uruguayo, hasta el hijo del Pte. Tabaré Vázquez, entre muchos otros.

También están en la carpeta el Fondo Bolívar- Artigas, iniciado en 2005, que aportó un fideicomiso para uso de dineros públicos, las empresas financiadas por el FONDES, que sólo eran viables por sus negocios con el país caribeño, donaciones, privilegios para algunos amigos, proyectos de inversión por cientos de millones de dólares que quedaron por el camino sin ninguna explicación, empresas que exportaron y hasta hoy no han podido cobrar.

Son solo algunos de los ejemplos de porqué Uruguay se empeña tanto en evitar condenar a Venezuela. Por la simple razón que nadie se condena a sí mismo.

Si Uruguay traiciona la palabra empeñada y los documentos firmados y alguien se le ocurre hablar en Venezuela, más de uno acá temblaría.

Por Venezuela, se conoce la célebre frase de Mujica “ lo político está por encima de lo jurídico”, cuando se apuró el ingreso de Venezuela al Mercosur, cuando Paraguay estaba suspendido. 

No importa al Frente Amplio que una encuesta de la empresa Radar, diga que 7 de cada 10 uruguayos piensa que “ Venezuela es una dictadura”.

Solo algunos dirigentes, a regañadientes, tuvieron que admitirlo. 

Pero nadie se anima a investigar a los “compañeros” que están sentados al lado y fueron protagonistas de decenas de hechos poco claros. 

Mejor dejar todo como está, negar lo que es innegable, cobijado por los negocios espurios que se han hecho desde 2005.

Si se actuara de otra forma, el Frente Amplio explotaría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s