TALVI, EL PÉNDULO PERMANENTE NO DESCANSA

El candidato a Presidente del Partido Colorado, Ernesto Talvi, no deja de sorprender a propios y extraños. Un día se recuesta hacia el candidato del Partido Nacional otro día hacia el candidato del Frente Amplio. En el afán de recolectar votos, desorienta a todos, incluso a sus asesores que deben seguir ese accionar pendular, lo cual no es sencillo.

En economía, donde se supone que es su especialidad, ya había tenido sus vaivenes sobre cómo encarar el futuro del país.

Ahora, en uno de los temas que más preocupa a la sociedad uruguaya, como es  la seguridad, ya el desconcierto pasó a ser total.

Fiel a su estilo, el asesor de seguridad de Talvi, Diego Sanjurjo, dijo muy firme que uno de los mejores Ministros del Interior de la historia en Uruguay, ha sido el actual jerarca del Frente Amplio, Eduardo Bonomi.

Para decir eso con tanta fuerza, es de suponer que lo conversó con su líder.

Parece que no fue así. No pasaron 24 hs y Talvi es probable que haya recibido alguna llamada “pesada” de la interna del Partido Colorado y aceleró el movimiento del péndulo.

Salió a decir que el ministro Bonomi, “corre de atrás los problemas” y posteriormente, se ve que le sonó otra vez el teléfono y alguien le dijo que no fue lo suficientemente duro con Bonomi. 

Ni lerdo, ni perezoso, buscó otro micrófono de prensa y descargó que

“Bonomi ha fracasado claramente si se mira por resultados, estamos con niveles de violencia y criminalidad récord, un sistema carcelario que está a la deriva”….

Para enredar más la madeja, dijo que en su sector “ no se amordaza a nadie” por lo que, los asesores, pueden decir cualquier cosa.

El péndulo había llegado a un extremo, y por leyes de la física, tiene que retroceder. 

Pero generó una duda razonable.

Imaginen un Gobierno de Talvi y sus ministros. 

-Vamos a combatir la delincuencia, vamos a pedir su asesoramiento Bonomi, porque usted tiene diez años de experiencia, dice el jerarca de Interior al ex ministro que hace unos minutos atrás había entrado a su despacho.

Suena insistente el teléfono, del ministro. Su secretaria le comunica que acaban de llamar de Casa de Gobierno y eso no corre. 

El ministro asombrado le dice a Bonomi. 

-Perdone por hacerlo venir hasta aquí, Bonomi.  No vamos a tomar en cuenta su experiencia. Alguien le dijo al Presidente que no era lo mejor.

El péndulo va y viene. Los indecisos ya se dieron cuenta. Los que quieren que siga avanzando el delito tienen que votar a Talvi porque nadie tiene claro qué va a pasar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s