MARTÍNEZ DEJÓ EL CAMPO MINADO, COMENZARON A EXPLOTAR LAS BOMBAS, Y AL FA LO PARALIZA EL DESCONCIERTO

En muchos ámbitos de la interna del Frente Amplio, se escucha decir, “estamos fríos, ésto no arranca, no hay entusiasmo”. Los que son un poco más sabuesos, comenzaron a indagar ¿qué está pasando?. Primero fueron por el lado de las listas, pensaron que todavía hay discusión por los acuerdos en los lugares que ocuparán los dirigentes en las listas y eso ponía un freno.

Vieron que ese no era el motivo de la falta de entusiasmo.

Investigaron un poco más y saltó la térmica. Es el por el lado del candidato, Daniel Martinez.

Muchos habían quedado de malhumor porque se había cortado solo para elegir quien lo acompañarÍa en la fórmula. En el FA, se conoce bien que la olla levanta presión pero no explota.

Todos se lo guardaron, por el bien de la “unidad”.

Esta semana, ocurrió otro cortocircuito que ya no molestó, sino que calentó a más de uno.

La decisión unipersonal de Martínez, de hacerse el piola y aceptar que su buen amigo y cantante conocido como “ El Gucci”, sea candidato a Diputado, en una lista de Baluarte Progresista.

El esnobismo de Martínez, había ido muy lejos, saltándose toda la interna del Frente Amplio. Pero se topó con el colectivo de mujeres que cuestionaron a “El Gucci” por su mala fama.

Algunos de los más fanáticos militantes comentaron que el territorio por donde camina Martínez, “es como un campo minado, tenemos que que tener cuidado dónde pisamos porque en cualquier momento explota algo y no sabemos qué hacer, el hombre se corta sólo, no consulta”. Y eso descoloca a la gran mayoría de la interna. El FA no está acostumbrado a ese tipo de conducción. Todos están adoctrinados bajo “unidad y consenso”. Nadie se había animado a pisotear los principios.

Uno de los más críticos con Martínez, por la forma en que actúa, y aprovechó la volada,  es su sucesor en la Intendencia de Montevideo, Christian Di Candia.

Es que, siguiendo con el razonamiento, Di Candia, heredó parte del campo minado que le dejó Martínez. No resolvió la cuestión con el sindicato municipal ADEOM y ahora se desató un gran conflicto, en un año electoral, en la Intendencia de la capital, que no será fácil resolver y explicar para la fuerza política oficialista en su conjunto. 

El tema que se cuestiona es “ el avance privatizador” en el municipio, que inició Martínez con los camiones levanta-contenedores. La administración Di Candia  va a más, sumará la privatización de la limpieza y el lavado de calles y aceras en ferias y periferias de la capital y se concedió a un privado la limpieza de los propios camiones.

Lo que están en el Frente Amplio, dirigentes, militantes y los propios votantes no saben para dónde arrancar, por eso no arrancan.  Hay que salir a defender un discurso del sesenta con la candidata a vicepresidenta que cuestiona la “oligarquía” y que eligió Martínez. También él solo dio el ok para que se presente como candidato a diputado una persona con muy mala fama y, por último,  hay que defender las privatizaciones que él comenzó en la IMM. Mucho para digerir en tan corto tiempo.. .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s